Casas pasivas

¿Qué es una casa pasiva?

Una casa pasiva es un tipo de vivienda donde lo primordial es la eficiencia energética. De esta manera, lo que persigue este tipo de construcción es reducir el consumo energético tanto como sea posible. ¿Cómo lo conseguimos? Muy sencillo, lo que hacemos es aumentar la capacidad de aislación de la casa, aprovechando al máximo la energía del sol y controlando rigurosamente la estanqueidad y la calidad del aire interior de la vivienda.

En una casa pasiva el consumo de energía es casi nulo, de esta forma conseguimos un gran ahorro (70% aproximadamente) sobre el consumo en nuestras facturas.

La vivienda pasiva es una casa estanca que no tiene pérdida de temperatura. En su lugar, el aire interior se renueva mediante un aparato (VMC doble flujo) que actúa como pulmón de la casa. Así se renueva el aire interior con aire exterior pero sin dar lugar a la pérdida de temperatura y, al mismo tiempo, filtrándolo de polen y partículas. De esa manera no se necesita abrir las ventanas para ventilar la casa.

Las viviendas pasivas proporcionan una calidad de vida y un confort difícil de encontrar en otras viviendas.

Las ventanas de una casa pasiva son de doble o triple acristalamiento con cámaras de gas argón que actúan como aislante. Los cristales llevan filtros para proteger del calor excesivo.

Funcionamiento de una casa pasiva

casa pasiva
Fuente imagen: certificadosenergeticos.com

Los puntos para conseguir una construcción ecológica bioclimática y pasiva son:

  1. Planificación previa y diseño: Es importante tomar en cuenta la zona geográfica, la orientación de la vivienda, las superficies de ventanas y el equipamiento de la vivienda.
  2. Aislamiento térmico: Necesitaremos un aislante térmico adecuado que ayuden a que la vivienda no tenga perdida de temperatura
  3. Puentes térmicos: Se necesitarán puertas y ventanas de altas prestaciones para evitar los puentes térmicos con el exterior.
  4. Control de estanqueidad: Se necesitará que la casa tenga un alto grado de estanqueidad pero al mismo tiempo definir un sistema de ventilación mecánica son recuperación de calor que regule condensaciones
  5. Utilización de materiales: Es importante el uso de materiales naturales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente

 

La lámina airguard de la marca Dupont nos ayuda a conseguir el objetivo de estanqueidad de la casa. El sistema de conductos VMC de doble flujo se coloca en el techo y será el encargado de repartir el aire renovado a toda la vivienda. El aislante poliuretano de gran grosor mantiene la casa aislada de la temperatura exterior.

Casa pasiva con Casas Natura

Con Casas Natura el precio de una casa pasiva puede ser exactamente el mismo que una vivienda tradicional aprovechando las ventajas de nuestro sistema de construcción en fábrica y un material como la madera, con baja transmisión de temperatura. En tan solo 5 u 8 años verá cómo la inversión realizada con la compra de su vivienda se verá recuperada a través del ahorro conseguido en las facturas gracias al ahorro energético.

Casas Natura tiene un conocimiento aplicado en la construcción de casas pasivas y de bajo consumo energético gracias a la experiencia adquirida en países como Francia y Alemania. En estos países cuestiones tales como la eficiencia energética están a la orden del día, no sólo por el ahorro en las facturas, sino por la conciencia que existe sobre el medio ambiente.