La importancia de controlar la aislación acústica de una casa.

aislante acustico casas de madera

Tenemos claro que uno de los factores que contribuyen a aumentar el confort en una casa es la aislación acústica. Sin embargo es un concepto al que en ocasiones no se la ha prestado la debida atención.
Ruidos exteriores como tiendas, bares, obras, carreteras, transportes así como los vecinos pueden afectar a la calidad de vida en una casa.
Desde hace unos años las legislaciones europeas marcan un límite de 65 decibelios para el día y 55 decibelios máximo para la noche en el interior de una vivienda. Todo lo que supere estas cantidades se considera contaminación acústica y puede afectar a la calidad de vida de los ocupantes de la casa.

En 2009 fue el año en el que entro en vigor el Documento Básico de Protección contra el ruido formando parte del C.T.E. (código técnico de edificación). Este eleva las exigencias en cuanto a aislación acústica.

Aumentar el grosor de muros, colocando más aislantes, usar suelos flotantes o usar materiales como la madera que debido a su composición en lignina y celulosa absorbe parte de las ondas que recibe o las placas de Pladur en el interior, ayudan a insonorizar la casa.

aislación acústica de una casa

También se pueden usar materiales específicos para aislar una casa como la fibra de madera o el corcho. Materiales que son de origen natural y que tiene una gran capacidad aislante, tanto acústica como térmica.
Tener un control sobre la aislación acústica de una casa resulta muy importante para mejorar el confort y la calidad de vida en su interior. Y en gran medida, una casa de madera contribuye a conseguir ese objetivo de confort y vida sana.

[framed_video column=”full-width”]http://youtu.be/cE8cMpPInPU[/framed_video]