Con el objetivo de proporcionar el máximo de confort y de bienestar, Casas de madera Natura ofrece a todos nuestros clientes la posibilidad de instalar en sus casas de madera prefabricadas un nuevo sistema de tejido calefactable, diseñado por Comersan.

Este es un innovador sistema eléctrico de calefacción radiante impulsado por un tejido calefactable. Este sistema permite aprovechar al máximo todos y cada uno de los metros cuadrados de la superficie de una habitación, de una forma rápida, limpia y económica.

Distribuye el calor de forma homogénea por toda la superficie de nuestra casa de madera, haciendo desaparecer zonas frías o de excesivo calor, además de reducir las pérdidas y fugas que se producen en otros sistemas de calefacción convencional.

Este sistema de distribución de calor está basado en un concepto que crearon los antiguos romanos y que era conocido con el sobrenombre de HIPOCAUSTO: “PIES CALIENTES, CABEZA FRÍA“, sinónimo de salud y confort.

En un sistema de calefacción convencional, el suelo permanece siempre frío, ya que el calor generado por los radiadores sube hacia el techo de la vivienda, perdiendo el calor por el tejado y por las ventanas de la casa de madera.

En el sistema utilizado por CASAS NATURA, a diferencia de los sistemas de calefacción convencional, el calor se concentra en el suelo y se mantiene hasta un altura de 2 a 3 metros, justo donde se necesita, haciendo de tu casa de madera un lugar mas cálido y confortable.

Lo mejor de este sistema

Sin grandes obras

La instalación del tejido calefactable no requiere ninguna obra de gran coste de instalación en una casa prefabricada de madera. Se coloca fácilmente por debajo de nuestro parquet y por encima de un material que actúa como aislante entre la base de nuestra casa modular y el tejido calefactable.

Otra de las ventajas de este sistema es que al encontrarse tan cerca de la superficie se eliminan las inercias térmicas y el calor es prácticamente instantáneo.

Salud y confort

Conserva el ambiente de tu casa de madera limpio, no genera polvo, corrientes de aire, ni diferencias térmicas perjudicables, maximizando así nuestro confort

Económico

Consigue llegar a la temperatura deseada rápidamente, de esta forma el gasto eléctrico se reduce notablemente. Además mantener el calor en una construcción de madera no supone un gran consumo.

Eficiencia energética

Cada lámina ofrece una potencia de hasta 150w/m2. Sin necesidad de calentar el aire, consigue una sensación térmica ideal con una temperatura del aire menor.

Ecológico

Es un sistema limpio y respetuoso con el medio ambiente. Contribuye al ahorro energético y no utiliza combustibles, ni emite ningún tipo de contaminante o residuo.

Estético

El hecho de estar instalado por debajo del suelo de nuestra casa de madera, permite poder decorar y reorganizar nuestro hogar sin tener que contar con los molestos radiadores.

Fácil Manejo

Mediante un panel de control podemos configurar de forma fácil e intuitiva, los días y horarios de calor para cada una de las zonas de nuestra casa de madera